LA VENDIMIA

LA VENDIMIA

Todos los cuidados que le damos a la cepa durante el año son importantísimos pues, gracias a ellos, conseguimos los mejores frutos de la viña. Frutos que recolectamos durante la vendimia, momento clave para la bodega y donde se toman decisiones que determinarán el futuro de nuestras elaboraciones. Equivocarse en vendimia supone arrastrar ese error toda la vida.

Nuestro origen viticultor hace que cuidemos a la planta y que queramos apostar por la vendimia manual.

Todos los cuidados que le damos a la cepa durante el año son importantísimos pues, gracias a ellos, conseguimos los mejores frutos de la viña. Frutos que recolectamos durante la vendimia, momento clave para la bodega y donde se toman decisiones que determinarán el futuro de nuestras elaboraciones. Equivocarse en vendimia supone arrastrar ese error toda la vida.

Nuestro origen viticultor hace que cuidemos a la planta y que queramos apostar por la vendimia manual.

VENDIMIA MANUAL

VENDIMIA MANUAL

Recolectar de forma manual la uva implica más horas de trabajo pero también un mayor cuidado del propio fruto. Los racimos se cortan uno a uno de la cepa y los vendimiadores ya pueden observar qué uva está en perfecto estado de maduración. Los racimos se depositan en cajas de 18-20 kilos con el objetivo de que lleguen enteras a la bodega sin haber sido estrujadas.

Recolectar de forma manual la uva implica más horas de trabajo pero también un mayor cuidado del propio fruto. Los racimos se cortan uno a uno de la cepa y los vendimiadores ya pueden observar qué uva está en perfecto estado de maduración. Los racimos se depositan en cajas de 18-20 kilos con el objetivo de que lleguen enteras a la bodega sin haber sido estrujadas.

LA MESA DE SELECCIÓN

LA MESA DE SELECCIÓN

Los racimos llegan a bodega donde contamos con personal especializado. Suele decir nuestro director técnico, Daniel Expósito, que elaborar vino se asemeja a “la cocina de un buen restaurante. Podemos tener buenas instalaciones, los mejores profesionales pero si la materia prima no es especial, el plato nunca tendrá alma”. Por ese motivo, la mesa de selección es una cinta continua donde el grupo profesionales retira aquellas uvas que pudieran estar verdes o si hay algún insecto se retira. Se trata de un nuevo control de calidad del producto.

Los racimos llegan a bodega donde contamos con personal especializado. Suele decir nuestro director técnico, Daniel Expósito, que elaborar vino se asemeja a “la cocina de un buen restaurante. Podemos tener buenas instalaciones, los mejores profesionales pero si la materia prima no es especial, el plato nunca tendrá alma”. Por ese motivo, la mesa de selección es una cinta continua donde el grupo profesionales retira aquellas uvas que pudieran estar verdes o si hay algún insecto se retira. Se trata de un nuevo control de calidad del producto.

ENTRADA POR GRAVEDAD

ENTRADA POR GRAVEDAD

Sabemos que existe la ley de la gravedad y, por eso, para que la uva entre en bodega entra por la propia ley de gravedad. De esta forma, no hay pérdidas organolépticas en el fruto y garantizamos la buena calidad de nuestros productos. 

Sabemos que existe la ley de la gravedad y, por eso, para que la uva entre en bodega entra por la propia ley de gravedad. De esta forma, no hay pérdidas organolépticas en el fruto y garantizamos la buena calidad de nuestros productos.